¿Cómo dejar de pagar una tarjeta revolving?

Ene 25, 2024 | blog

A pesar de la repercusión que ha tenido en los últimos años, los créditos revolving siguen siendo un gran desconocido para muchos consumidores. Son muchos los particulares que han contratado este tipo de producto bancario sin saberlo y, cuando se dan cuenta de ello, la deuda ya tiene una magnitud descontrolada. De hecho, muchos buscan información sobre cómo dejar de pagar la tarjeta revolving. Antes de dar ese paso, lo más recomendable es acudir a un despacho de abogados de tarjetas revolving y contarles nuestra situación.

Una vez encontrada esta figura, comienza todo el proceso de reclamación, primeramente a nuestra entidad y si nos da una respuesta negativa, sólo nos queda acudir a los tribunales. La primera recomendación es dejar de utilizar, en la medida de los posible, de usar esa tarjeta.

Si debes seguir usándola, puedes ir devolviendo la deuda acumulada, teniendo en cuenta que lo más probable es que recuperaremos esos intereses abusivos, una vez que se haya solventado esta situación.

¿Qué pasa si dejo de pagar mi tarjeta revolving?

Por otro lado, siempre estás en tu derecho de dejar de pagar las cuotas de la tarjeta, pero como abogados expertos en reclamación de tarjetas revolving desaconsejamos esta opción. El consumidor está en la obligación de hacer frente a lo firmado hasta que un juez indique lo contrario. Si no lo haces, las entidades de crédito suelen emplear una serie de herramientas para presionar a los consumidores a que sigan pagando los intereses pactados.

Si dejamos de pagar nuestra tarjeta, lo más habitual es que comencemos a recibir llamadas de nuestro banco. Estas llamadas son para meter presión sobre las repercusiones que tiene no hacer frente al pago. Otro paso que suelen dar, es el bloqueo de la tarjeta en caso de impago. Aunque este proceso pueda parecer bueno, es realidad no lo es porque entrarán en juego los intereses moratorios. Aquellos que surgen cuando se deja de pagar el importe de la deuda y que van incrementándose con el tiempo.

Otra medida de presión es la inclusión en ficheros de morosos. Una decisión que tiene importantes consecuencias, ya que son listas que consultan las empresas de crédito antes de conceder un préstamo. Si estamos dentro de ellas, será difícil que nos otorguen uno. Algunas de las más conocidas son ASNEF, RAI etc. Por último pueden amenazarnos con emprender acciones legales contra nosotros por el hecho de no cumplir con lo pactado.

Sea como fuere, si queremos solventar este tipo de escenarios, lo más conveniente es confiar en profesionales. Un abogado de tarjetas revolving analizarán nuestro caso y nos explicará los siguiente pasos a dar, de tal forma que nuestra reclamación vaya por buen camino. Un juicio por este tipo de producto bancario suele tardar entre seis meses y un año, por lo que se debe tener paciencia y seguir cumpliendo con lo pactado. Dejar de pagar un crédito revolving no es lo más recomendable, debemos tener paciencia. Una vez que termine el proceso con un resultado favorable, el banco tendrá que devolvernos todo lo que hayamos pagado de más.


 

Solicita información

Nuestros abogados especialistas en tarjetas revolving en Bilbao te ayuadrán a cancelar tu tarjeta y reclamar una indemnizació.

Llámenos al 944 232 400 o contacta a través del formulario

     

    Artículos relacionados

    Información precontractual en una tarjeta revolving

    Información precontractual en una tarjeta revolving

    A pesar de que son miles los afectados por las tarjetas revolving, este producto se sigue comercializando. Las entidades bancarias siguen poniéndolo a disposición de los particulares, pero de una forma mucho más clara y concisa. Por suerte para evitar cualquier tipo...

    leer más